miércoles, 15 de octubre de 2014

Asco

Hace apenas unos días que murió Nelson Mandela, menos aún de su funeral, donde a los políticos se les llenaba la boca de elogios hacia el antiguo mandatario y revolucionario sudafricano... Gente como Peres y Netanyahu (que a última hora decidieron no pasarse por la ceremonia), o Mariano Rajoy, que estaba emocionado por estar en el estadio de fútbol donde España ganó el mundial. Individuos que no dudan en alabar unos ideales y una lucha, y luego hacer su propio apartheid con un muro que debería avergonzarnos a todos, o que construyen no solo vayas kilométricas, sino que la siembran de alambres cortantes que desgarran la piel de personas que, simplemente, están desesperadas.

12 de diciembre de 2013

2 comentarios:

Gloria A dijo...

Bueno, ya sabemos como son los que nos gobiernan así que no me sorprende nada...

Neovallense dijo...

Pono v_v