martes, 25 de mayo de 2010

Así estamos

La democracia es el menos malo de los sistemas políticos conocidos. Pero es perfectamente posible empeorarla.

Jaume Perich

sábado, 22 de mayo de 2010

Cacahuetes

Odio la televisión. La odio como los cacahuetes. Pero no puedo dejar de comer cacahuetes.

Orson Welles

martes, 18 de mayo de 2010

Teclear por teclear

Escribiendo, escribiendo algo saldrá. De ahí que exista la teoría de los monos (no recuerdo si se llamaba así), que reza que si dejas a unos monos una máquina de escribir acabarán escribiendo El Quijote (u otra obra literaria, o quizás el guión de Gran Hermano).

lunes, 10 de mayo de 2010

Ciencia

El público en general está dividido en dos bandos: los que piensan que la ciencia puede hacerlo todo y los que temen que así sea.

Dixy Lee Ray

sábado, 8 de mayo de 2010

Más crisis griega

Si aún quedaba alguna duda ya nos lo han aclarado. El gobierno griego reduce el salario de los funcionarios en un 16%, sin embargo las nóminas de los ejecutivos no se verán disminuidas en igual porcentaje, sino que simplemente serán congeladas tres años. ¡Y es que da gusto ser el que crea los planes de ajustes!

miércoles, 5 de mayo de 2010

Senectud de la realidad -Disgregación-

La realidad aplasta. La certeza de la incertidumbre de ésta crea paradojas personales a través del espacio tiempo. Lo verdadero y lo falso se confunden creando lapsos que se entrecruzan con las miradas del cachorro abandonado que te observa en la otra acera. Los ojos brillantes del animal te piden un trozo de tu carne inmisericorde, y cruzan la calle cuando ven que haces un gesto de asentimiento; y el cachorro se convierte en carne triturada al pasarle unas ruedas de caucho y metal por encima, quebrando sus huesos y haciendo salir sus ojos de las orbitas. Un grajo se los come con delectación mientras lo miras fascinado. Luego echa a volar y desaparece detras del sol. En el cristal de un escaparate se refleja tu imagen, entonces te das cuenta que no son los ojos del perro los que se ha comido, sino los tuyos, y que te estás viendo a ti mismo desde la carretera. Gritas entonces como nunca habías hecho, pero no te oyes, pues tu cabeza ha sido cercenada de tu cuerpo y rueda, rueda, rueda... Una cabeza hueca de metal y caucho.

domingo, 2 de mayo de 2010

Discurso de un loco

La providencia me hizo llegar donde estoy ahora.
¿Que dónde estoy ahora? Ni yo mismo lo sé.

Estoy perdido en la inmensidad de este océano de podredumbre, de defecación, de obscenidades, de banalidades, de excrecencias malignas, de miasmas cuyo hedor obnubilan los sentidos. ¿Acaso no lo notáis?, ¿acaso no veis cómo el cielo se oscurece?, ¿acaso no sentís cómo la tierra se reblandece y se mueve como si fuera gelatina, cómo nos traga poco a poco?, ¿cómo nos asfixiamos en nuestros propios efluvios? ¿No os percatáis de ello? Pues entonces estáis perdidos todos. Entonces soy yo el único que se ha encontrado.