domingo, 31 de enero de 2010

El puente

El gran puente de madera, tras más de 500 años, cedió al fin, llevándose consigo a todo un ejército. Nunca desde entonces nadie volvió a hacer un puente para la guerra sobre aquel río llamado Paz.

viernes, 29 de enero de 2010

Esta juventud de hoy...

Nuestra juventud es decadente e indisciplinada. Los hijos no escuchan ya los consejos de los mayores. El fin de los tiempos está próximo.

Anónimo caldeo, hacía el año 2000 a. C.

miércoles, 27 de enero de 2010

Una pequeña diferencia

Sustituir el amor propio por el amor a los demás es cambiar un tirano insufrible por un buen amigo.

Concepción Arenal

martes, 26 de enero de 2010

Encuéntrate

Es fácil perderse en una gran urbe como Madrid, donde las calles oscuras, las muchedumbres, el hedor a consumismo y el hastío y el estrés que producen te engullen poco a poco. Es fácil perderse, y difícil encontrarse.

domingo, 24 de enero de 2010

miércoles, 20 de enero de 2010

Las libertades vuelan...

En nombre de la seguridad se están haciendo demasiadas cosas. Poco a poco, usando el miedo, nos están quitando libertades y parece que no nos damos ni cuenta. El posible uso de los escáneres corporales sólo es el último de otros tantos ataques contra la libertad y la intimidad. Lo mejor va a ser optar por transportes alternativos al aéreo, todos ellos más sostenibles y algunos más cómodos, aunque resulten más lentos.

martes, 19 de enero de 2010

La historia interminable, de Michael Ende

Hace algunos años me quedé fascinado por la ternura y la imaginación de la película de Wolfgang Petersen, y al fin me he leído el libro en el que se basa dicho filme. Y me he quedado maravillado. Y es que Ende consigue transmitir con su imaginativa prosa tantas sensaciones que uno no puede sino inclinarse ante la extraordinaria mente creadora de tal obra, una novela que sin duda es atemporal y que puede gustar a lectores de cualquier edad.

Las aventuras de Atreyu, Bastián, el dragón de la suerte Fújur y otros tantos personajes realmente te transportan al reino de Fantasía. Sólo es cuestión de desearlo.

lunes, 18 de enero de 2010

Adictos

Al parecer ahora todo famoso (o personalidad pública) que le pone los cuernos a su mujer (u hombre) es porque es adicto al sexo... A mí eso lo que me parece es una estupidez como un elefante de grande.

Afortunados

Llevo preguntándome varios días cómo sería el hombre éste que se murió y en su testamento legaba su fortuna al príncipe Felipe y otros churumbeles de la familia real... Como mínimo hay que ser muy monárquico, porque regalar tu dinero (aunque ya estés muerto) a unos ricos tiene guasa.

domingo, 3 de enero de 2010

Qué "vien bibo"

Seguramente en estos momentos estaré tocándome las gónadas, repanchingado en el sofá o encualquier otro sitio... ¡qué bueno esto de estar de vacaciones!