martes, 29 de julio de 2008

Paradojas de la vida

Es tan efímera nuestra existencia y tan grande nuestro impacto sobre la Tierra. Una paradoja de difícil solución.

La música

En la Tierra, nada se presta tanto
para alegrar al melancólico,
para entristecer al alegre,
para infundir coraje a los que desesperan,
para enorgullecer al humilde y debilitar la envidia y el odio,
como la Música.


Martín Lutero.

miércoles, 23 de julio de 2008

lunes, 21 de julio de 2008

lunes, 14 de julio de 2008

Sólo una ilusión

Buscamos llenar el vacío de nuestra individualidad y por un breve momento disfrutamos de la ilusión de estar completos. Pero es sólo una ilusión: el amor une y después divide.


Lawrence Durrell

sábado, 12 de julio de 2008

¿Y todos callan?

No llegan los reposa pies, todos callan ...
Te obligan a hacer horas extras, todos callan ...
No te suben el plus de transporte aunque suba la gasolina, todos callan ...
No renuevan a un compañero injustamente, todos callan ...
No hacen ... No dicen ... Te obligan a ... , todos callan ...

Esta es la superficie, pero, ¿realmente callan?
¿Realmente todo esto nos importa una mierda ...?

¡No! la realidad, lo que se mueve por debajo de la superficie,
es descontento, es un sentimiento de injusticia, y realmente,
donde todos callaban, ya algunos hablan, y cada día que pasa,
como si fueran gotas cayendo en un vaso,
cada vez hablan más, hasta que al final, hay tantas gotas en el vaso,
o tantas voces hablando, que el vaso se desborda,
y ahí llega el momento, en el que no solo todos no callan,
sino que todos hablan, todos gritan, todos piden justicia.

Y llega el momento de reunirse, de organizarse, de exigir ...
Y llega el momento de luchar ...
Y quizás, si todo se ha hecho bien, y todo ha ido bien ...
Llegue el momento de ganar.

Conclusión (o pensamiento efimero):
Las conciencias no son ni sordas, ni ciegas, ni mudas,
y aunque las voces aún no hallan hablado,
las conciencias, seguramente, estarán gritando.

viernes, 11 de julio de 2008

Traficantes de sueños

¿Cuán desesperado hay que estar para poner en peligro la vida de lo que más quieres? El mar se ha llevado 15 vidas más, no son unas vidas cualesquiera, 9 de ellas eran viditas, vidas que apenas conocían el mundo. Sus madres las arrojaron por la borda, ya inertes.

Estuvieron a la deriva días y días, sus diminutos cuerpos no pudieron resistir el calor del día y el frío de la noche, la falta de alimento. Sus madres lo arrojaron por la borda, ya inertes.

Vinieron del África subsahariana en busca de una vida mejor, se toparon con el más cruel de los destinos, y los más despiadados hombres.

Hombres que se enriquecen a costa de la desesperación de los demás, hombres capaces de no poner apenas combustibles en los motores, hombres que trafican con los sueños.

Mientras tanto, otros se reunían en el país del Sol Naciente. Debatieron sobre el hambre, con los estómagos bien llenos.

Las madres arrojaron por la borda los cuerpos de sus bebés. Sus lamentos retumban en nuestros oídos, aunque nadie los oye.

domingo, 6 de julio de 2008

La respuesta a todas las preguntas

En realidad no tengo nada que decir, pero me da pena no escribir nada. Así que haré como el que escribo algo interesante, mas en realidad no estaré expresando realmente nada...



...pues eso.

miércoles, 2 de julio de 2008

¿Cómo es posible?

En un hospital de Nueva York ha muerto una mujer que llevaba 24 horas en la sala de espera de urgencias. Murió mientras otros pacientes y varios empleados del hospital miraban como si tal cosa. ¿Hasta qué punto puede llegar la indiferencia del ser humano? Un médico se dio la vuelta nada más ver a la mujer tendida en el suelo, ¿es eso comprensible?

Hay que estar muy enfermo para portarse de forma tan canalla.